Apuntes de técnica I. La columna de aire (1ª parte)

1614218_361905730619158_1065969965_oCon este artículo empezamos una serie que irá recorriendo diferentes aspectos de la técnica del oboe como la producción y el control del sonido, su articulación, la afinación, la mecánica así como consejos para trabajar cada uno de estos aspectos aprovechando el tiempo de la forma más productiva posible.

Y como en cualquier viaje de largo recorrido, nada mejor que empezar por el principio: la columna de aire. Se han escrito infinidad de trabajos acerca de la columna de aire y su importancia para tocar un instrumento de viento y no pretendo descubrir nada nuevo, pero sí explicar mi visión personal y mi forma de trabajar la base de la emisión en el oboe.

Cuando se habla de la columna de aire siempre se insiste en el uso del diafragma, y en el apoyo que el aire debe tener en él. Pero al igual que una columna en arquitectura tiene su base, su fuste y su capitel, la columna de aire tiene varias partes, cada una con un uso diferenciado, y si olvidamos esto y nos concentramos únicamente en el trabajo de la respiración diafragmática estaremos perdiendo capacidad de dominar nuestra forma de tocar y recursos para realizar ajustes finos. Hoy daremos una visión general, y en posteriores artículos incidiremos con más profundidad en cada una de las partes.

Nadie duda de que la base de la emisión está en una buena cantidad de aire apoyada en el diafragma que libera de tensiones la parte alta de los pulmones y con ello la zona de los hombros y el cuello. El peso del tronco sobre la vertical del diafragma basta para que el aire salga por sí solo. En un instrumento que gasta tan poco aire como el oboe (¿habéis conseguido alguna vez vaciaros totalmente tocando?) no hace falta hacer ningún esfuerzo suplementario para soplar, basta con dejar que el aire salga. No obstante, un buen apoyo en el diafragma es básico para mantener un flujo constante del aire con la ventaja, además, de que nos proporciona un fiato muy prolongado. Cuando trabajamos ejercicios de respiración y de notas tenidas prefiero hacerlos sentado, porque la leve presión de las piernas sobre los músculos abdominales me ayuda a reconocer fácilmente si el apoyo es el correcto. Al hacer notas filadas (pp-p-mf-f-ff-f-mf-p-pp) basta con incrementar suavemente el apoyo hacia abajo para hacer el crescendo y aligerarlo para llegar al pianissimo, siempre manteniendo un mínimo para sostener el sonido. También podemos utilizar variaciones del apoyo en el diafragma para acentuar notas o hacer vibrato, pero eso hablaremos otro día.

En un sentido general, la respiración diafragmática funciona como un depósito del que deriva toda la sucesión de tuberías conectadas (la garganta, la boca, la caña, el oboe) que lleva hasta el otro extremo de la columna de aire. Pero al igual que el agua no llega a nuestras casas directamente desde el depósito que está en el monte, necesitamos válvulas que regulen ese caudal, adapten su presión y nos la lleven a nuestros grifos en las mejores condiciones.

El aire que llega desde abajo aún no está preparado para hacer sonar el oboe, porque no todas las notas necesitan la misma cantidad y presión de aire. En primer lugar, el aire pasa por la garganta, que procuraremos que esté bien abierta para lograr un sonido amplio y con proyección, pero esto tampoco será suficiente: quizá sí para las notas del registro grave, pero para las notas medias o agudas que necesitan más presión debemos hacer ajustes. De otra forma se nos quedarán bajas y descentradas. Pero dentro de la garganta tenemos una herramienta que nos permite controlar la altura del sonido sin esfuerzo: la parte trasera de la lengua. Como principio general, las notas agudas necesitan más presión que las graves, o más velocidad de aire, cono prefiráis expresarlo. Si al aire, que es un fluido, le obligamos a pasar por una tubería más estrecha, ganará en presión y velocidad, pero esto se puede hacer bien y mal: si apretamos con la embocadura el sonido sube, pero lo estaremos amordazando; si estrechamos la garganta, perderemos proyección. Pero si simplemente elevamos un poco la parte trasera de la lengua (como al cantar oooooeeeeeiiii….) estaremos elevando la altura del sonido sin perder ninguna de sus cualidades. Jugando con la altura de la lengua también podemos conseguir el vibrato. Otro día hablaremos de las diferentes formas de hacerlo.

Ahora ya tenemos el aire preparado: tenemos la cantidad (de la que depende su intensidad) que nos proporciona el diafragma y la presión o velocidad (de la que depende su afinación) que hemos controlado con la parte trasera de la lengua. Solo nos falta conducirlo hata la caña. La embocadura tiene una función de embudo, de introducir ese aire preparado sin que disperse sus cualidades por el camino. Para eso la embocadura tiene que sujetar suavemente la caña, presionando muy ligeramente con las comisuras de los labios, pero dejando libre la parte central; y los carrillos se encargan de conducir hasta la caña la totalidad del aire, sin hincharse para no perder presión ni descontrolar el sonido. Además, una embocadura bien controlada nos permite jugar con el sonido: oscurecerlo, o hacerlo más brillante, o buscar colores, en definitiva, hacer que el sonido del oboe sea nuestra propia voz.

Como os he dicho al principio del artículo, esto no ha sido más que una breve introducción general. En los siguientes artículos profundizaremos en la respiración, en el uso de la lengua para la emisión, en la embocadura y os propondré ejercicios que a mí siempre me han sido de utilidad. Si tenéis alguna duda o queréis alguna aclaración, no dudéis en poneros en contacto conmigo.

Ánimo.

JMR

Anuncios

One thought on “Apuntes de técnica I. La columna de aire (1ª parte)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s