Cuaderno de estudio IV. Articulación

Con el artículo de hoy terminamos la descripción del Cuaderno de estudio explicando cómo se podrá utilizar para trabajar la articulación. Mañana se podrá descargar de forma gratuita en esta misma página.

El picado

La primera escala que se propone en el Cuaderno para cada tonalidad está escrita en corcheas y con un acento en cada una. Si se desea, también se puede hacer ligada —sobre todo si se la quiere relacionar con el arpegio del ejercicio número uno que se habrá tocado inmediatamente antes a la misma velocidad—, pero esta articulación a poca velocidad es especialmente importante porque resume varios aspectos fundamentales de control del sonido: combina un golpe de aire que produce el acento al principio de la nota con un suave movimiento simultáneo de la lengua que la articula, a lo que se le añade el cambio de tesitura, y con ello de velocidad del aire, propio de cualquier escala.

Estos tres factores combinados precisan ciertas correcciones a fin de mantener la afinación y la homogeneidad del sonido. Por una parte se necesita un movimiento de la parte trasera y lateral de la lengua como el descrito en el apartado Antes de empezar del Cuaderno para ajustar la velocidad del aire y, por otra, se debe abrir ligeramente la embocadura para compensar la cantidad extra de aire en el momento de atacar la nota para que esta no se desafine. Al trabajar todos los días estos ajustes se consigue mantener un grado de flexibilidad que resulta imprescindible para tocar con libertad.

Si se prefiere trabajar únicamente el picado, puede alternarse esta articulación con repeticiones de la escala con un picado largo —sin acento— o staccato. Como se ha dicho, también se de puede tocar ligada. En este último caso se debe cuidar de que el paso entre las notas sea lo más suave posible.

Las articulaciones

Todos los ejercicios propuestos en este cuaderno pueden trabajarse variando las articulaciones. Por ejemplo, utilizando las siguientes:

Tomando algunas de ellas la escala quedará de esta manera:

También se puede variar la articulación del resto de los ejercicios:

Por último, se puede combinar cualquier articulación con varios ritmos:

El staccato

Para trabajar la velocidad del picado y la agilidad del staccato se puede utilizar cualquiera de los ejercicios con alguno de los ritmos propuestos. En este caso deben distinguirse dos tipos de ejercicios: unos para aumentar la velocidad del movimiento de la lengua y otros para trabajar la coordinación del picado con el movimiento de los dedos.

Los ejercicios del primer tipo consisten en repetir cada nota dos o tres veces según sea el ritmo elegido. En todo momento debe cuidarse de que el movimiento de la lengua sea suave, el envío de aire se mantenga constante y el picado no interfiera con él. Es conveniente alternar repeticiones del ejercicio picado y ligado para comprobar que el aire se mantiene estable en ambos casos.

Debe tenerse en cuenta que la lengua se cansa fácilmente. Si se nota que el movimiento va siendo cada vez más torpe debe dejarse el ejercicio específico de staccato y retomarlo al día siguiente.

La coordinación entre el picado y la digitación se consigue incrementando progresivamente la velocidad de los ejercicios sin repetir las notas, como en el ejemplo siguiente:

Aquí concluye la presentación del Cuaderno y del plan de trabajo que se va a utilizar en él.

Mañana se podrá descargar de forma gratuita en esta misma página.

JMR


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s